Entre tu y el sol

Protección que te cuida

Porque los rayos UVA y UVB están presentes todo el año y son los responsables de alteraciones cutáneas como el envejecimiento prematuro de la piel, algunas alergias y en casos más extremos, de cáncer, es muy importante incorporar el protector solar como un producto fundamental en tus cuidados diarios.

Como los menores de seis meses no pueden utilizarlos, recuerda no exponerlos al sol directamente y recurrir a ropa protectora, gorros, sombrillas, etc,.

Si bien durante el verano tendemos a cuidarnos más del sol porque estamos más expuestos, el bloqueador solar es necesario incluso en espacios cerrados, ya que está comprobado que que hay ciertas medios que reflejan los rayos solares y por ende su radiación como por ejemplo las ventanas tipo espejo, el pavimento o la arena.

En cualquier caso la recomendación es incluir el protector solar como parte de los cuidados diarios al partir el día y siempre con la piel seca. Recuerda retocar por lo menos 20 minutos antes de salir a la calle y repetir este proceso cada 3 o 4 horas como máximo. Este tiempo disminuye si hay inmersión en una piscina o el mar o bien si hubo sudoración excesiva; en ese caso la recomendación es reaplicar el producto inmediatamente.

Cabe destacar que los días nublados pueden llegar a tener los mismo niveles de radiación solar que un día soleado, por eso es fundamental utilizar protector solar los 365 días del año.

Artículos relacionados